Teléfono: (55) 52 08 32 00    Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Día 04 (31-03-2016)

LECTIO DIVINA

Día 04 (31-03-2016)

Primera Semana de Pascua

Lc 24, 35-48

 

Aparición a los discípulos

Oración:

Dios Padre, llena nuestros corazones con la alegría de la Pascua. Danos la valentía necesaria para proclamar la Resurrección de tu Hijo Jesucristo. Haz que anunciemos la Buena Noticia de la Resurrección a los jóvenes, a los que sufren, a quienes no te conocen. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

 

 

Lectio:

 

35  Ellos, por su parte, contaban lo que les había ocurrido cuando iban    de camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

36  Estaban comentando lo sucedido, cuando el mismo Jesús se presentó en medio y les dijo: -La paz esté con ustedes.

37  Espantados y llenos de miedo, creían ver un fantasma.

38  Pero Él les dijo: -¿De qué se asustan? ¿Por qué surgen dudas en su interior?

39  Vean mis manos y mis pies; soy yo en persona. Tóquenme y convénzanse de que un fantasma no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo.

40  Y dicho esto, les mostró las manos y los pies.

41  Pero como aún se resistían a creer por la alegría y el asombro, les dijo: -¿Tienen algo de comer?

42  Ellos le dieron un trozo de pescado asado.

43  Él lo tomó y lo comió delante de ellos.

44  Después les dijo: -Cuándo aún estaba entre ustedes les dije que era necesario que se cumpliera todo lo escrito sobre mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.

45  Entonces les abrió la inteligencia para que comprendieran las Escrituras,

46  y les dijo: -Estaba escrito que el Mesías tenía que morir y resucitar de entre los muertos al tercer día,

47  y que en su nombre se anunciaría a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén, la conversión y el perdón de los pecados.

48  Ustedes son testigos de estas cosas.

 

 

 

 

Meditatio:

 

Jesús se presenta y se aparece a la comunidad cristiana naciente con un mensaje de paz. Ellos no acaben de creer y  confunden a Jesús con un fantasma; pero su silencio a lo largo de todo el episodio no deja de llamar la atención. De hecho, el único que habla es Jesús, que trata de disipar todas sus dudas con numerosas pruebas. Finalmente, Jesús les pide algo de comer, y ellos le ofrecen un trozo de pescado asado. En realidad, no se ha dicho que los discípulos estuvieran a la mesa, pero eso es el punto central del relato; de hecho, más adelante, en el libro de los Hechos de los Apóstoles, el propio Lucas dirá que Jesús resucitado comió con sus apóstoles (Hch 1,4) nosotros que hemos comido y bebido con él después de su resurrección de entre los muertos (Hch 10, 41)

 

La aparición de Jesús a sus discípulos en Jerusalén, es en la tarde del domingo de Pascua, donde les da sus últimas instrucciones basadas en la Escritura y su encargo de ser testigos suyos y predicar en su nombre el arrepentimiento y el perdón a todas las naciones. Pero antes deberán permanecer en Jerusalén hasta que sean revestidos del Espíritu Santo.

 

El tema del testimonio es muy importante en el libro de Lucas. Testimonio que deberán dar los discípulos y de la predicación que habrán de desarrollar en nombre de Cristo. Los que han sido testigos oculares  tendrán que convertirse ahora en testificadores, más aún, en predicadores de la palabra. Llevar hasta los confines del mundo  la palabra de Dios, del Señor.

 

Cristo resucitado trae a la memoria de los discípulos, el significado de las  palabras que tantas veces les dirigió durante su ministerio público, sus enseñanzas, sus parábolas y sobre todo los anuncios de su pasión y muerte. Ahora llega el momento de sus últimas recomendaciones, de su testamento; ahora se dirige a la comunidad cristiana, reunida en silencio mientras escuchan atentamente su exposición de lo que se refería a él en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos. Según el plan salvífico de su Padre, todo eso tenía que cumplirse. Y realmente, todo se ha cumplido.

 

Contemplatio-Actio

 

  1. ¿Qué importancia tiene la Fracción del Pan como discípulo de Jesucristo?
  2. ¿En mi apostolado soy un testigo de paz, arrepentimiento y perdón?
  3. ¿Qué tanto escucho a Jesús resucitado?

 

Sobre nosotros

Descripción de APMT

Galería de imagenes

Nuestro Boletín